domingo, 27 de diciembre de 2015

Sobre la gran coalición PP, PSOE, Ciudadanos


      En la tradición política norteamericana, liderar la oposición es la mejor garantía de llegar a la presidencia algún día. Porque el desgaste inevitable que conlleva gobernar, junto a algunos errores fatales que se pudieran cometer o coyunturas adversas que padecer, canalizan la alternancia y el cambio hacia el principal partido de la oposición de manera ordenada y pacífica. La gran coalición PP, PSOE, Ciudadanos podría ser una salida a la situación política creada tras el 20D.

viernes, 4 de diciembre de 2015

20D. Demasiadas incertidumbres

Las elecciones del 20D se presentan como una experiencia novedosa en la vida política española, pues por primera vez, el bipartidismo parece que va a dar paso a un nuevo escenario en el que las fuerzas emergentes, Podemos y Ciudadanos, tienen importantes expectativas electorales, y la mayoría absoluta de un partido para formar gobierno en solitario parece lejana. Los acuerdos postelectorales serán necesarios, y ahí es donde se presentan más incógnitas y variables a la hora de predecir cuál será la política educativa de un futuro gobierno que podría estar conformado por dos o más siglas.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Ante los atentados de París. Somos como animales, pero hay algo más


Todos los animales nacen sabiendo quienes son sus principales depredadores para defenderse de ellos. También el hombre tiene sus depredadores, el más implacable y letal: el propio hombre. El zarpazo de la violencia feroz y despiadada nos acompaña en la historia desde los tiempos más remotos. Son incalculables los millones de víctimas destrozadas por otros hombres. Para quienes viven aparcados en la quimera de haber llegado a la "paz universal", a modo de aquella antigua pax romana salvo conflictos limitados y controlados allende nuestras fronteras, lo sucedido en París es una muestra más de que esa "fiera" codificada en nuestro yo durante millones de años sigue ahí, latente, para despertar en cualquier momento.

jueves, 22 de octubre de 2015

A vueltas con la asignatura de Religión en la escuela


El Partido Socialista ha propuesto en el borrador de su programa para las elecciones generales del 20 de diciembre sacar la asignatura de Religión del currículo y del horario escolar para "promover una escuela laica". Hasta aquí, y a pesar del ruido producido, no hay ninguna novedad. Sus organizaciones afines en la comunidad educativa llevan años exigiendo la denuncia de los Acuerdos Iglesia-Estado y la eliminación de la asignatura de religión de las escuelas, por supuesto rellenando el hueco con la ensalzada educación para la ciudadanía. Es la misma bronca del año 2006, nunca resuelta y ahora reeditada. Electoralismo puro, y otra demostración del empecinamiento ideológico y político que estamos padeciendo, y que parece pretender sustituir el debate sobre los temas más urgentes y sustanciales de la educación por las polémicas estériles de siempre, pero que gozan con generosidad del altavoz de los medios: ya se sabe, la asignatura de religión, los conciertos educativos y la escuela diferenciada (segregadora en su torcido vocabulario). Nada hay más socorrido en una reunión de amigos o en un corro de tertulianos que sacar algún tema religioso para animar la conversación y llevarla hasta la discusión más acalorada e inútil. Es un recurso que nunca falla.

domingo, 18 de octubre de 2015

20D. La que se avecina, y uno


Cuando la carrera electoral va cogiendo ritmo hacia la meta del 20D, las expectativas de novedad y de cambio creadas en torno a las fuerzas emergentes sobre las cuestiones educativas se van reduciendo al ritmo de sus propias declaraciones, mientras que los viejos partidos siguen tambaleándose víctimas de su decadencia y del envilecimiento de muchos de sus políticos.
Los elementos clásicos de la política educativa se mantienen inalterados a estas alturas del siglo XXI en el ideario de la derecha, del centro (si es que existe), y de la izquierda. Cada partido utiliza estos ingredientes para elaborar recetas que siempre tienen un sabor reconocible, que gustan más o menos, pero que creo cansan al paladar de los ciudadanos por ser siempre las mismas.


miércoles, 9 de septiembre de 2015

Otro curso más, pero arrastrando todos los problemas heredados

Iniciamos otro curso escolar con importantes novedades. La LOMCE avanza en su implantación en la Enseñanza Secundaria como lo hizo en todo lo demás: de manera bronca y tormentosa. Zarandeada y lesionada por el empecinamiento político e ideológico. Tampoco hay que olvidar las debilidades propias de su diseño defectuoso, la difícil coyuntura en la que ha nacido y desde siempre, el flaco favor que le ha hecho el talante huraño de sus progenitores. En estas primeras semanas de septiembre camina como alma en pena y con diversa suerte según el signo político de las Comunidades por las que transita. Ahora, después de las elecciones de mayo, la mayoría hostiles o muy hostiles. Y además, por si fuera poco, veremos como este primer trimestre será monopolizado completamente por las citas electorales pendientes: todo sucederá en clave electoral.

jueves, 25 de junio de 2015

Una de cal y otra de arena


El reciente acuerdo entre Ciudadanos y el Partido Popular para investir como presidenta a Cristina Cifuentes hace guiños muy visibles a los paradigmas educativos de la cultura hegemónica, a la perspectiva progre. Principalmente porque esos paradigmas están de moda, y parece más práctico ahora asumir algunos de sus principios. Era necesario desmarcarse y diferenciarse de las etapas de gobierno precedentes introduciendo algunas novedades que envíen al electorado, y a la sociedad en general, el mensaje de que algo ha cambiado ya, y que el gobierno del PP en Madrid es otra cosa, haciendo un esfuerzo de renovación para el que no se quieren escatimar esfuerzos.

martes, 26 de mayo de 2015

Elecciones políticas, pactos y programas de educación


"La filosofía imperante en el aula será la filosofía del Gobierno del futuro"
Abraham Lincoln.

¿Para qué enunciar y enumerar una vez más las cuestiones polémicas relativas a la política educativa en España hasta el aburrimiento?: Libertad de enseñanza-derecho a la educación, educación pública-enseñanza concertada, enseñanza mixta-diferenciada, educación en valores laicos-asignatura de religión, etc. ¿Por qué no ir más allá y reflexionar sobre las razones de fondo que explican estas tensiones sin resolver, este pulso permanente que desgasta y paraliza  la solución urgente de los problemas reales de la enseñanza, haciendo imposible una política educativa común para todos y estable en el tiempo?

martes, 14 de abril de 2015

Seguimos bailando la Yenka en la política educativa.



                       


La firma el pasado 13 de abril del PSOE de Pedro Sánchez con algunas organizaciones de la comunidad educativa (las mismas de siempre) de un “Acuerdo de compromiso programático con la Comunidad Educativa (ellos con mayúsculas, por supuesto), nos introduce sin sorpresas en un nuevo episodio de lo que es la política educativa en España: ahora toca la Contrarreforma.

martes, 3 de marzo de 2015

Sí a la asignatura de religión en la escuela

En relación a la polémica suscitada por la publicación en el BOE del currículo de la asignatura de religión católica


Es tradicional que cualquier aparición pública de un hecho religioso suscite una polémica muy acalorada entre sus detractores, habitualmente autoadornados con las condecoraciones de la modernidad, de la democracia, del cientifismo y del poder soberano de los ciudadanos. No faltan voceros desde todas las tribunas políticas, culturales o sindicales, escandalizados porque en un Estado Moderno existan organizaciones con más de dos mil años de historia que pretendan tener algo que decir todavía hoy sobre las personas y sobre el significado de la realidad.

Coloquio ante el espejo

               

El “derecho de todos a la educación” y la “libertad de enseñanza” son los dos mantras que más se repiten en cualquier tribuna donde haya un debate educativo en España desde que se inauguró el actual régimen de la Constitución de 1978.

Dickens reflejó con gran ironía la rivalidad democrática entre los partidos políticos en su obra Los papeles póstumos del Club Pickwick, donde a modo de fina caricatura refleja las actitudes de los partidarios y detractores de ambos, los amarillos y los azules, dominados más por el lenguaje emocional y simbólico que por la racionalidad de los argumentos.
El pulso permanente entre los partidarios de la escuela pública, única y laica (con sus matices de intensidad y agresividad) y los partidarios de la libertad de enseñanza, de la creación de centros docentes con ideario propio y de la capacidad de las familias para elegirlos en condiciones de gratuidad y calidad, es un debate siempre actual y más cuando se acercan citas electorales importantes.